30/1/17

Helado de yogur y arándanos en cinco minutos

Fuera hace frío. Es invierno. Pero en casa hay 22º que, para mí, sería la temperatura ideal todos los días del año.
Llega la hora de merendar y me apetece un helado, casero, por supuesto.
En la nevera siempre tengo yogur natural y en el congelador, arándanos ya guardados, en su momento, por raciones de 50 gramos.
Pongo la batidora en la opción smoothie y añado el yogur y los arándanos, los dejo unirse durante un par de minutos, lo echo en mi copa de helado y luego me siento en el salón, con luz tenue, mantita, y a disfrutar de cada cucharada, despacio porque quieras que no, es invierno.

helado-arandanos

Ingredientes
1 yogur natural sin azúcar (frío)
50 gr de arándanos (congelados)
Recuerdo el momento en el que preparé el primero, hace ya unos cuantos años, pensando que era la descubridora de tan deliciosa y fácil receta... Unos meses más tarde encontré, por casualidad, la misma receta de helado en 5 minutos, aunque con más ingredientes y que, en realidad, llevaba más tiempo preparar. En lugar de decepcionarme, recordé la palabra que me persigue ya desde niña: sincronización, y seguí haciéndolos con arándanos, fresas, frambuesas, manzana, pera o plátano, chocolate, coco,... recetas que iré compartiendo porque estoy convencida de que no todo el mundo sabe lo fácil que es hacer un helado de yogur y arándanos en cinco minutos.

Nota: si lo quieres más espeso, solo tienes que dejar el yogur una hora en el congelador antes de hacer el helado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada